Yo no quiero que mis hijos sean felices

Si me preguntas, ¿qué quieres para tu hijo? Es fácil que te conteste rápido, sin pensar mucho y te diga: quiero que mi hijo sea feliz. ¡Por supuesto que quiero que sea feliz! Probablemente muchos de nosotros daríamos una respuesta similar, ¿verdad? Entiendo que la “felicidad” no tendrá el mismo significado para todos, sin embargo…